Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Editorial

La visión del Centro para el Desarrollo de Negocios Internacionales - CENI se funda en ser una entidad de apoyo a los empresarios regionales en sus emprendimientos. El propósito del CENI es convertirse en un articulador en la generación de redes nacionales e internacionales, que eventualmente permitan flujos de información que sustenten las innovaciones y aprendizaje de gestión, en función de los requerimientos de la internacionalización de las cadenas productivas regionales.

Es casi un lugar común señalar que la globalización constituye un fenómeno que está contribuyendo poderosamente a redefinir la dimensión territorial de los procesos de producción y competencia global. Y que por ello se está redimensionando el papel del Estado y las políticas públicas, el rol de la sociedad civil, y en especial el papel de las universidades, sobre todo aquéllas con una misión de desarrollo regional.
Como es sabido, nuestro país, en particular, ha asumido una estrategia de desarrollo signada por una economía de mercado, descentralizada y abierta al comercio internacional, con políticas públicas caracterizadas en general por la horizontalidad, inhibidoras de la creación de ventajas competitivas artificiales. La internacionalización de la economía chilena se ha profundizado en los últimos años a través de una estrategia explícita de inserción equilibrada en los grandes polos de comercio internacional, con un componente aún significativo de recursos naturales y commodities.

Para las regiones chilenas y su desarrollo, esta estrategia nacional de internacionalización aparece –o debiera aparecer– como una dimensión explícita de sus desarrollos, por ser depositarias de los sectores productivos emergentes (frutícola, forestal-celulosa, pesquero, vitivinícola, agroalimentario), pero también las muestra enajenadas de los flujos decisionales estratégicos, dado que las fases más complejas de las cadenas productivas (que normalmente son las que agregan más valor) se tienden a concentrar en las zonas metropolitanas, con mayor nivel de servicios, soportes logísticos y mayor densidad de flujos políticos, económicos y culturales.

Diversas investigaciones que han buscado caracterizar la inserción internacional de las regiones chilenas y el rol de las políticas públicas en éstas, señalan que para incrementar el grado de endogeneidad y complejidad de la inserción de las regiones chilenas en los mercados internacionales se debe recurrir a un papel estratégico del Estado y de las políticas públicas, para generar ventajas competitivas, facilitar la adquisición y difusión de innovaciones tecnológicas, y reducir los niveles de incertidumbre asociados a los mercados extranjeros. Es la articulación de bienes públicos difíciles de desarrollar por el sector privado  –sobre todo por las pequeñas y medianas empresas– en un contexto de muchas asimetrías de información y de costos de transacción presentes en los procesos de aprendizaje tecnológico e innovación que exige la globalización.

Pero junto con el rol del Estado y otros actores, también se ha mostrado en diversos países la singular importancia del papel que han ocupado las universidades regionales, como “nodos de inteligencia social”, a través de sus estudios e investigaciones, y de sus redes nacionales e internacionales, que permiten estimular la circulación de información estratégica que facilita los compor­tamientos pioneros entre los empresarios regionales más dinámicos y capitalizados. Flujos de información y redes que apoyan escalas de actividad y dinámicas sociales que  sustenten las innovaciones y  aprendizaje de gestión, en función de los requerimientos de la internacionalización de las cadenas productivas regionales.
De esta perspectiva nace la visión y el propósito que anima al CENI de la Facultad de Ciencias Empresariales (FACE) de la Universidad de Talca, que a través de su labor de generación de conocimiento y su difusión, contribuye a la construcción de un capital social en materia de información y de conocimiento en las regiones del centro de Chile, que posibilite tanto la profundización del intercambio comercial, como la innovación y captación de tecnologías y capitales adecuados a la inserción regional en los mercados internacionales. De esta manera, se persigue apoyar la ampliación y complejización de las cadenas de valor que atraviesan a las regiones chilenas, especialmente de nuestra zona central, de manera de estimular una mayor endogeneidad y un mayor derrame territorial de los beneficios de la internacionalización.  

Una tarea que exigirá incrementar nuestras redes nacionales e internacionales, los eslabonamientos con otras universidades regionales y extranjeras, con sus investigadores, y pequeñas y medianas empresas que nos permitan acceder a buenas practicas de gestión e innovación en los mercados internacionales, especialmente en los sectores pivotes de nuestra economía agrario-alimentaria del centro de Chile.
En una labor que exigirá perseverancia, voluntad de animar y encantar a nuestros académicos, a las autoridades públicas, los empresarios regionales, especialmente del Maule y de la región de O’Higgins.
Una tarea no menor, pero en la medida que lo logremos, estaremos contribuyendo a una Facultad de Ciencias Empresariales con una impronta regional y global, y así para la Universidad y nuestras regiones.

decano

Claudio Rojas Miño
Decano
Facultad de Ciencias Empresariales
Universidad de Talca