Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

VIÑA LAS NIÑAS

¡Salud por las mujeres!

Esta viña ubicada en uno de los terrenos más cotizados del Valle de Colchagua se caracteriza por ser la única en nuestro país que es completamente administrada por mujeres.

Ubicada en el Valle de Colchagua, Viña las Niñas fue fundada en 1997 como Viñas del Nuevo Mundo por la familia Dauré, dueña de la Compañía de Grandes Viñas, que posee 3 viñedos en el sur de Francia, Château de Jau, Clos de Paulilles y Más de Christine. Esta viña poco tradicional y nada de pretensiosa, se destaca por ser la única en Chile, y quizás en el mundo, que es administrada en su totalidad por mujeres.

Su historia se remonta a los años noventa, cuando Bernard y Sabine Dauré con otras otras dos familias –Florenza y Cayard­­– como inversionistas, llegaron a nuestro país donde compraron terrenos de 180 hectáreas en El Huique y 160 en Apalta, entre Casa Lapostolle y Montes. Ahí fundaron  Viñas del Nuevo Mundo, una aventura que pronto tomaría el nombre comercial de Viña las Niñas.

Pese a ubicarse en Colchagua, se trata de una empresa de capitales 100% franceses, cuyas dueñas (Bernard se ha jubilado de la empresa) se encuentran la mayor parte del año en Europa.

Más que una estrategia comercial, el marcado sello femenino de la viña se dio por casualidad. Las descendientes de las familias que pusieron los capitales, se han hecho cargo del negocio, y son todas mujeres, como también lo es la enóloga que se comprometió con la parte chilena de la empresa, Laurence Real.

Esta confluencia de estrógenos ha resultado en que los vinos se acerquen al público femenino. No intencionadamente, pero como explica Real, “porque una termina produciendo vinos que le gustaría tomar  y eligiendo presentaciones que una encuentra más atractivas.” De este modo, han creado vinos suaves, de pocos taninos y diseños que apelan a los gustos de las mujeres, especialmente en su línea Premium.

La principal jerarca de la viña en la actualidad es Sabine, quien comenzó a aprender de vinos cuando contrajo matrimonio con el viñatero Bernard Dauré, cuya familia llevaba generaciones en el negocio vitivinícola en ese país. Fue ella quien eligió al afamado arquitecto chileno Matías Klotz para que concibiera su bodega en Apalta en 1999. continuar leyendo

123